Autoexamen del Seno

La detección temprana del cáncer de seno puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Una de las maneras más fáciles y seguras de detectar a tiempo el cáncer de seno es por medio del autoexamen. El autoexamen es fácil de hacer y la costumbre de hacerlo una vez al mes te lleva a conocer tu cuerpo de una manera única. Nadie mejor que tú podrá notar algún cambio en la forma o apariencia de tus senos.

Para mayor efectividad del autoexamen, éste debe ser realizado aproximadamente diez días después de que haya terminada tu menstruación ya que es cuando los senos están menos sensibles.

Para realizarlo en la ducha
1. Comienza mirando tus senos cuidadosamente para ver si notas algún cambio.
2. Con la punta de los dedos siente cada parte de tus senos buscando algún bulto o imperfección.
3. Con la mano derecha examina el seno izquierdo y viceversa.


1 Para realizarlo frente al espejo
1. Levanta tus brazos al lado de tu cuerpo buscando algún cambio en la forma de los senos. Los cambios pueden representarse como bultos, hendiduras, inflamaciones, o cambio del color en el pezón.
2. A continuación pon tus brazos en la cintura y aprieta firmemente los músculos de tu pecho y obsérvalos.


Para realizarlo acostadaauto examen de seno
1. Coloca una almohada debajo de tu hombro derecho y pon el brazo derecho de bajo de la cabeza.
2. Con la mano izquierda extendida, examínate con la yema de los dedos usando los tres dedos de en medio.
3. Haz presión leve, moderada y firme en cada área del seno haciendo pequeños movimientos circulares.
4. Examínate de arriba hacia abajo.


Repite los pasos anteriores en ambos senos y recuerda hacerlo una vez al mes. Si entre autoexámenes notas algún fluido raro saliendo del pezón, alguna decoloración, hendidura o cualquier cosa diferente a la cotidiana debes llamar al médico inmediatamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *