the mayte prida foundation

 

DETECCIÓN Y SÍNTOMAS

TRATAMIENTOS Y OPCIONES

CUIDADOS ESPECIALES

CENTRO DE APOYO

AUTOEXAMEN DE SENO



Detección y Síntomas



Detección

Para una detección a tiempo de cáncer de seno, el papel que juega uno mismo es de suma importancia. Los autoexámenes mensuales pueden ayudar a detectar el cáncer en sus estados primarios. Es muy importante aprender a conocer nuestros cuerpos ya que nadie puede conocerlos mejor que uno mismo. Una vez al mes, aproximadamente dos semanas después de la menstruación, las mujeres deben palpar sus senos, sentirlos y revisar que no tengan nada fuera de lo normal. La presencia de alguna bolita, de alguna mancha, o de alguna substancia líquida, debe ser reportada al médico inmediatamente. Los hombres, pueden revisar sus senos cualquier día del mes.
Se recomienda fuertemente que las mujeres que tienen más de cuarenta años de edad se hagan una mamografía anual para identificar cualquier anormalidad en el tejido mamario. Especialmente, aquellas mujeres que tienen a una madre o hermana que han padecido de cáncer, aquellas que dieron a luz después de los 35 años de edad, y aquellas que han bebido alcohol durante muchos años ya que pueden ser más propensas a desarrollarlo. Por medio de las mamografías frecuentemente se pueden encontrar tumores muy pequeños antes de que el paciente siquiera lo note.
Aunque el cáncer de seno se presenta con mayor frecuencia en las personas mayores de 60 años de edad se puede presentar a partir de la adolescencia. Recuerden que la detección temprana de la enfermedad puede salvar sus vidas.

Síntomas

Una de las dificultades para detectar el cáncer de seno, es que en las primeras etapas de invasión, no causa dolor. Por eso mismo es de vital importancia que aprendamos a conocer nuestros senos. Recordemos que al notar cualquier cambio o anormalidad ya sea en los senos, como en los pezones o en las axilas debemos acudir inmediatamente al médico. A pesar de que nadie quiere recibir un diagnóstico de cáncer, mientras más temprano comienza a atacarse más posibilidades existen de librar la batalla.

  • Algunas de las anormalidades más frecuentes que la persona puede detectar por sí misma son:
  • Un bulto o endurecimiento en el seno o debajo del brazo
  • Cualquier cambio en el tamaño del seno o del pezón
  • Ondulaciones o arrugas
  • Presencia de alguna sustancia liquida saliendo del pezón
  • Cambio en la apariencia tanto del seno como en el pezón

exam

 

Enter English Website
English

www.themaytepridafoundation.org
©2011