the mayte prida foundation

Una Etapa Difícil

1 2mayteprida

Por Mayte Prida

 

Cuando fui diagnosticada con cáncer de seno etapa tres, a la edad de 38 años, mi vida cambio drásticamente. Mis prioridades y la manera en que vivía y enfrentaba la vida cambiaron. Incluso hasta lo más cotidiano de "mi mundo", se vio afectado.
Al principio, no podía creer el diagnostico. Pedía “allá arriba” que todo fuera un error. Rogaba que el diagnóstico fuera equivocado, el de otra persona, no el mío. Entré en una etapa inicial de incredulidad y negación que afortunadamente me duró muy pocos días. Ahora sé que esos sentimientos eran naturales y que se dan muy frecuentemente cuando atravesamos situaciones muy duras. Fue entonces, en el momento en que acepté el diagnostico que decidí luchar con todas mis ganas para seguir viviendo.
Dentro del ámbito en el que me movía aún estaba presente la connotación de que la palabra cáncer significaba muerte. Mis abuelitos no podían ni siquiera decir la palabra. Evitaban a toda costa pronunciarla. Muchas amigas se mostraban incrédulas pues sabían que el cáncer de seno existía pero pensaban erróneamente que únicamente le daba a las mujeres mayores. No estaban informadas.
Afortunadamente los tiempos van cambiando. Hoy en día se sabe de los grandes progresos de la medicina, del avance de la ciencia y la tecnología y se ha comprobado la importancia de la correlación entre la mente, el cuerpo y el espíritu. Todo esto hace posible que cada día seamos más las personas que seguimos viviendo después de una ardua lucha contra el cáncer. Es cierto que hace muchos años un gran número de personas diagnosticadas con cáncer moría. Pero en la actualidad hay muchos tratamientos que están ayudando a prolongar la vida de quienes hemos padecido esta enfermedad. Las estadísticas nos muestran que hoy en día en los Estados Unidos vivimos más de nueve millones de sobrevivientes de cáncer.
Por eso mismo, es muy importante que quienes están atravesando por esa lucha busquen ayuda, pidan segundas opiniones, busquen alternativas y apoyo, y se preparen para saber lo que la lucha contra el cáncer representa. Una de las grandes ventajas contra el cáncer es la información adecuada y la pro-actividad del paciente.
Está comprobado que la actitud positiva ante la vida juega un papel determinante en la vida. Igual de importante es tener una actitud positiva ante los tratamientos ya que esta puede ayudarnos en los resultados de la curación y sanación de nuestros cuerpos. Se sabe que el poder de la mente y la fe que cada uno de nosotros podamos tener, puede ayudarnos enormemente en el restablecimiento de nuestra salud.
El cáncer no es una enfermedad fácil. Yo personalmente la llamo una enfermedad "bipolar". A pesar de ser cruel y traicionera, de crecer dentro de nuestros cuerpos cobardemente y sin avisarnos hasta que en oraciones es demasiado tarde, es también una enfermedad que aflora los sentimientos de amor, compasión y generosidad más maravillosos en los seres humanos.
Por esta razón y con el propósito de poder devolver al universo algo de lo mucho que a mí se me ha dado a lo largo de mi lucha contra el cáncer, es que decidí iniciar esta fundación. Espero que la información que aquí te proveemos te pueda servir de ayuda.
La lucha contra el cáncer no es fácil, pero tu camino puede estar lleno de bendiciones. Abre los ojos de tu alma para recibirlas. Recuerda que la vida es única y a pesar de todo

¡VALE LA PENA VIVIRLA!



Mucha Luz,
Mayte



Enter English Website
English

www.themaytepridafoundation.org
©2011